Blog LCN Idiomas

¿Qué le hace un nuevo idioma a tu cerebro? ¡Es hora de hablar inglés con LCN Idiomas!

¿Qué le hace un nuevo idioma a tu cerebro? ¡Hora de aprender inglés!

Ya hemos revisado en múltiples oportunidades todos los beneficios que tiene aprender inglés de cara a la vida profesional y personal, pero como todo aquello relacionado con el conocimiento, hay nuevas aristas que no dejan de sorprendernos.

Nuestro cerebro es una de las máquinas más complejas que existe y a cada minuto este órgano tiene la capacidad de clasificar, desechar y absorber nuevos conocimientos a velocidades increíbles. Por eso cuando aprendemos inglés o cualquier otro idioma, nuestra  “máquina de pensar” se ve impactada de manera muy positiva y a largo plazo se obtienen ciertas ventajas de las que tal vez no te estás dando cuenta en este momento. 

Probablemente parezca obvio para algunas personas, pero con el desarrollo de aptitudes en el bilingüismo hace que mucho de lo que somos cambie para bien. Si quieres saber en detalle lo que le hace un nuevo idioma a tu cerebro ¡Descúbrelo con LCN Idiomas y no pares de aprender!

No olvides también conocer más de nuestra oferta académica y sus increíbles beneficios siguiendo este enlace.

El cerebro: una máquina que desafía paradigmas y amplía tus horizontes 

Así como se entrenan los músculos a través del ejercicio físico, es claro que el cerebro también requiere ejercicios intelectuales para fortalecerse a lo largo de nuestra vida. En este punto, es donde el aprendizaje del inglés u otro idioma aparece como una gran alternativa para la mente y potencia nuestras capacidades intelectuales a la par que adquirimos nuevos conocimientos. 

Lo mejor de todo es que todas las habilidades y beneficios que adquieres mientras aprendes un nuevo idioma te sirven para todos los campos de tu vida más allá del bilingüismo. Sin más preámbulos, veamos que pasa con tu cerebro y los idiomas. 

Beneficios:


1. Tu capacidad de concentración aumenta

Varios estudios demuestran que cuando aprendemos inglés nuestra capacidad cognitiva aumenta y factores como la concentración mejoran significativamente. Esto es un proceso que se va dando de forma gradual y se hace más visible en la medida que nuestro cerebro recibe mayores estímulos en otro idioma.

Así que si consideras que tu concentración no es la mejor, tal vez lo que necesitas es un segundo idioma en tu vida. 

2. Mayores habilidades verbales

Cuando estamos aprendiendo un nuevo idioma no solo vamos a evidenciar progresos en nuestra concentración sino también en nuestra capacidad de expresarnos verbalmente con otros interlocutores. 

Se ha demostrado que muchas zonas del cerebro relacionadas con el habla se ven positivamente impactadas con los estímulos que se reciben cuando aprendemos un nuevo idioma y es por ello que en la mayoría de los casos, es fácil notar mayor fluidez cuando llevamos cierto tiempo en una curva de aprendizaje.

3. El cerebro se hace más grande (literalmente crece)

Según un estudio llevado a cabo por científicos suecos y publicado en The Guardian, se ha comprobado que gracias al estudio de varios idiomas diferentes a la lengua materna, el cerebro puede aumentar su masa en ciertas zonas de su corteza y el hipocampo. 

Lo anterior es un hallazgo bastante prometedor pues que el cerebro “crezca” se traduce en que la persona tendrá mayor memoria, gran facilidad para aprender conocimientos diferentes a la lengua extranjera e incluso una mayor capacidad de retener información sin mucho esfuerzo. 

4. Los marcos de conocimiento y asociación se expanden 

Cuando tu cerebro está constantemente expuesto a los estímulos de dos o más idiomas en simultáneo, la capacidad de asociar palabras a los objetos se hace no solo más necesaria sino más sencilla. 

¿A qué se refiere esto exactamente? Por ejemplo, cuando se es bilingüe, políglota o se está estudiando para serlo, tu cerebro podrá hacer asociaciones en cuestión de segundos y lograr una comprensión en varios idiomas sobre un mismo objeto o contexto. Pasar de manzana (español) a apple (inglés) o pomme (francés) será muy sencillo y te ofrecerá un contexto en 360 grados sobre una única situación. 

5. Retarda la aparición de enfermedades cerebrales 

Además de un gran enriquecimiento intelectual, el aprender un nuevo idioma le trae grandes beneficios a tu cerebro a largo plazo en materia de salud y prevención del envejecimiento prematuro. 

Se ha comprobado que hay una correlación directa entre el aprender un idioma nuevo y la prevención de enfermedades cerebrales ya que los estímulos que se dan durante un proceso de aprendizaje, favorecen el desarrollo de nuevas conexiones neuronales.

Ahora que conoces todos estos beneficios, ¿qué esperas para aprender el idioma de tus sueños con nosotros? Comienza a formarte con beneficios exclusivos, dale un nuevo aire a tus conocimientos y fortalece tu cerebro con una metodología disruptiva.

¡Sé imparable, sé bilingüe!