Blog LCN Idiomas

Conoce estos consejos para que no desistas en tu propósito de aprender inglés

Cada año nuevo o durante ciertos periodos de tu vida siempre se repite la misma historia: “voy a aprender inglés” “este año si no lo dejo pasar” pero la realidad es que terminas dejando de lado o posponiendo completamente estas ideas, bien sea por razones personales o por que la motivación que sentiste en un inicio se desvaneció en medio de tu rutina cotidiana. 

Como sabes, aprender otro idioma te hace más competente en todos los aspectos de tu vida y es por ello que cuando te metes en la cabeza la idea de estudiar no deberías desistir y empezar lo más pronto posible. Los beneficios los verás muy pronto cuando te llenes de conocimientos y la pasión que despierta poder entender a otras personas de países diferentes, hace que un poco de disciplina valga la pena. 

En LCN Idiomas queremos seguir apostando por el conocimiento de nuestra comunidad y por aquellos que aún faltan por unirse a la generación bilingüe, por eso queremos traerte estos consejos para que puedas aprender un idioma de manera exitosa y no mueras en el intento. 

1. No te pongas metas excesivamente rigurosas

Normalmente cuando tomamos la decisión de aprender un segundo idioma, nos ponemos metas muy grandes que a largo plazo solo nos servirán para desmotivarnos. Decir cosas como “estudiaré 3 horas diarias” o “voy a completar todo mi curso en 6 meses” son metas demasiado grandes y desproporcionadas, sobre todo si no tenemos hábitos de estudio o tenemos más obligaciones en nuestra cotidianidad. 

Esto no quiere decir que esté mal proyectarse y tener metas, pero estas deben ser acordes a nuestra capacidad y hacerlas de una manera que sean fáciles de alcanzar, nos permitirá seguir aprendiendo sin desistir. ¿Qué tal algo como esto? “Este primer mes voy a estudiar una hora el idioma”  al final de mes habrás estudiado 30/31 horas y estarás más cerca de cumplir tu objetivo. 

2. Apóyate en familiares y amigos 

Si de por sí aprender inglés o cualquier otro idioma es una actividad divertida y gratificante, puede serlo el doble si compartes este objetivo con un familiar y un amigo. 

Está claro que cuando es más de uno el que está involucrado en este proceso, las posibilidades de dejarlo de lado se reducirán considerablemente e incluso tendrás ventajas competitivas que te harán más fácil aprender el idioma de tu interés. Con un amigo o un miembro de tu familia tendrás posibilidades de tener a alguien con quien repasar, practicar y mejorar constantemente habilidades como el “speaking” que es una de las que más nos cuesta a los hispanohablantes. 

3. Busca una academia aliada que se adapte a tus necesidades

Puedes aprender inglés de muchas maneras, pero no hay nada como la seguridad que te puede brindar una academia en la que siempre tendrás los espacios y el contexto adecuado para que desarrolles tus conocimientos y en la que por supuesto obtendrás tu certificado para demostrar todo lo que has aprendido. 

Tener docentes inspiradores, un espacio adecuado y el material de apoyo suficiente para desarrollar tus aptitudes en una lengua extranjera será siempre un motivante para no abandonar tu propósito de ser bilingüe y en LCN Idiomas tenemos lo que buscas. 

Recuerda que nuestros programas te ofrecen muchos beneficios como la flexibilidad horaria, una metodología exclusiva y la alianza con Nat Geo Learning, conoce más aquí. 

4. Utiliza recursos a tu alcance

En lo que respecta a los métodos de enseñanza tradicionales, siempre se nos ha inculcado que aprender solo se hace a través de un salón y libros y cuadernos. Si bien no desconocemos la importancia de dicho factor, no todo tiene por que ser siempre de este modo y ante la abundancia de recursos que puedes tener hasta en tu propia casa ¡las posibilidades son infinitas!

Series, libros, juegos y películas se pueden convertir en los complementos perfectos para interiorizar vocabulario y complementar la formación de tu academia de confianza. ¡Todo es válido si te motiva y te ayuda a seguir con tu objetivo de ser bilingüe!

5. Ve a tu propio ritmo pero de manera constante

Este consejo final tiene que ver mucho con el primer numeral de esta lista, pero no está de más recordarlo. En muchas ocasiones, la razón por la que nos desmotivamos y desistimos de aprender un segundo idioma es por que nos comparamos con otras personas que ya recorrieron su camino en el bilingüismo o porque a través de su experiencia, te das cuenta que se demoraron menos tiempo que tu para dominar su nuevo idioma.
Cada ruta de aprendizaje es diferente y aunque en muchas oportunidades no nos guste el proceso y parezca arduo o difícil, lo aconsejable es ir siempre a tu propio ritmo ¡no estás en una competencia y más aún cuando quieres hablar inglés u otro idioma!

El aprendizaje del inglés, francés o el idioma de tus sueños podríamos decir que es un proceso permanente y prácticamente infinito ¡Ve a tu ritmo y demuéstrate de lo que eres capaz

No dejes de encontrar en LCN Idiomas los mejores tips para seguir aprendiendo.